Frases de Sai Baba

“¿Por qué temer cuando yo estoy aquí?

“No tengo forma y estoy en todas partes. Estoy en todo y más allá. Yo lleno todo el espacio.

“Todo lo que se ve, tomado en su conjunto, soy Yo. No me agito ni me muevo.

“Si alguien me consagra todo su tiempo y descansa en mí, no necesitará temer nada por su cuerpo y alma. Si alguien me ve y escucha mis Leelas y pone su devoción solamente en mí, alcanzará a Dios.

“Mi negocio es dar bendiciones.

“No me enojo con nadie. ¿Se enojará una madre con sus hijos? ¿Devolverá el océano sus aguas a varios ríos?

“Te llevaré hasta el final. Completamente rendido a Dios.

“Si me haces el único objeto de tus pensamientos y deseos, obtendrás la meta suprema.

“Confía en el Gurú. Éste es el único sadhana. Soy el esclavo de mi devoto.

“Permanece conmigo y guarda silencio. Yo haré el resto.

“¿Cuál es tu deber? Comportarte en forma apropiada. Esto es suficiente. Mi ojo está siempre sobre los que me aman.

“No importa lo que hagas, o a dónde vayas, recuerda esto siempre: Siempre estoy consciente de todo lo que haces. No permitiré que mis devotos sufran daño.

“Si un devoto está a punto de caer, yo extenderé mis manos para sostenerlo.

“Pienso en mi gente día y noche. Digo sus nombres una y otra vez.

“Mis arcas están abiertas, pero nadie trae carretillas para llevar su parte. Yo digo: “¡Escarba!”, pero nadie se molesta.

“Mi gente no viene a mí por su propia iniciativa, soy Yo quien los busca y los atraigo hacia Mí.

“Todo lo que se ve es mi forma: hormiga, mosca, príncipe y mendigo. Sin importar cuan distante esté mi gente, Yo los atraigo hacia mí, de la misma manera que atraemos un pájaro hacia nosotros con una cuerda atada a su pie.

“Me gusta la devoción. Este cuerpo es solo mi casa. Mi gurú me ha sacado hace mucho tiempo de él.

“Aquellos que piensan que Baba está solamente en Shirdi han fracasado totalmente en conocerme. Sin mi gracia, ni siquiera una hoja puede moverse.

“Yo hago todo con un ojo justo. No puedo hacer nada sin el permiso de Dios.

“Dios tiene agentes en todas partes y sus poderes son vastos. Tengo que cuidar a mis hijos de día y de noche, y dar cuenta a Dios de cada paisa.

“El sabio es alegre y se contenta con la suerte que le tocó en la vida.

“Si eres rico, se humilde. Las plantas se inclinan cuando rinden fruto.

“Da dinero para obras de caridad, se generoso y munificente pero no extravagante. Sigue con tus actividades mundanas con alegría, pero no te olvides de Dios.

“No des patadas contra los aguijones de la vida. Cualquier criatura que venga ti, trátala con consideración.

“No te obsesiones con la importancia de la riqueza. Mira lo divino en cada ser humano.

“No le ladres a la gente y no seas agresivo, antes bien soporta las quejas de otros. Hay un mundo de separación entre uno mismo y otros, y entre tú y yo. ¡Destruye ese muro!

“Da alimento al hambriento, agua al sediento y ropa al desnudo. Esto agradará a Dios. La Saburi (paciencia) te conducirá hacia la meta lejana. Los cuatro sadhanas y los seis Sastras no son necesarios. Solo ten completa confianza en tu gurú: esto es suficiente. Medita en Mí ya sea con forma o sin forma, esto es el éxtasis puro. Dios no está tan lejos. Él no está en los cielos arriba, ni abajo en el infierno. Él está siempre cerca de tí.

“Si alguien se enoja con otro, ellos me hieren rápidamente.

“Si no puedes soportar el maltrato de otra persona, solo dí un sencilla palabra o dos, o aléjate.

“¿Qué perdemos con la fortuna del otro? Celebremos con ellos, o tratemos de emularlos. Ese debe ser nuestro deseo y determinación. Yo estoy del lado de quien repita mi nombre.

“Si la meditación sin forma es difícil, entonces piensa en mi forma de la manera en que la ves aquí. Con tal meditación la diferencia entre sujeto y objeto se pierde y la mente se disuelve en unidad.

“Si alguien te ofende, no devuelvas tit por tat.

“Soy el esclavo de todos los que tienen hambre y sed de mí y tratan a todo lo demás como cosas sin importancia.

“Todo aquel que me haga el único objeto de su amor se funde en mí al igual que lo hace un río en el océano.

“Vela por mí y yo velaré por tí. Lo que Dios da nunca se acaba, lo que el hombre da nunca dura.

“Ten contentamiento y alegría en lo que viene.

“Mis devotos ven a su Gurú en todas partes.

“La pobreza es la más alta de las riquezas y mil veces superior a la riqueza de un rey.

“Ten completa fe en la providencia de Dios.

“Cualquiera que aparta su corazón de su esposa, hijo y padres y me ama, ése es mi verdadero amante.

“Haz distinción entre el bien y el mal, y se honesto, íntegro y virtuoso.

“No te obsesiones con el egoísmo, imaginando que eres la causa de la acción: todo se debe a Dios.

“Si vemos a todas las acciones como obras de Dios, no nos apegaremos a nada y seremos libres de la servidumbre kármica.

“Lo que otras personas hacen, solo las afecta a ellas. Son solamente tus obras las que te afectan a ti.

“No seas ocioso: trabaja, pronuncia el nombre de Dios y lee las escrituras.

“Si evitas la rivalidad y las disputas, Dios te protegerá.

“La gente abusa de sus amigos y su familia, pero solamente después de realizar actos meritorios es que uno obtiene un nacimiento humano. ¿Porque iremos a Shirdi calumniando a la gente?

“Habla la verdad, y solamente la verdad. Nadie quiere tomar lo que doy abundantemente.

“No pelees con nadie, no te vengues, no calumnies a nadie. Las palabras duras no pueden horadar tu cuerpo. Si alguien habla mal de ti debes continuar imperturbable.

“Escoge a amigos que te apoyen hasta el final, en las buenas y en las malas.

“Medita en lo que piensas y lees de Dios.

“Yo le doy a mis devotos todo lo que me pidan, hasta que me preguntan sobre lo que quiero darles.

“No debes permanecer, ni siquiera un segundo, en un lugar en que la gente habla en forma irrespetuosa de un santo.

“Si no quieres despojarte de lo que tienes, no mientas diciendo que no tienes nada, sólo declina cortésmente diciendo que las circunstancias o tus propios deseos te lo impiden.

“Seamos humildes.

“Satsang, o asociarte con lo bueno es bueno. Dussaya, o asociarse con la gente mala es malo, y debe evitarse.

“Lo que siembras, cosechas. Lo que das, recibes.

“Reconoce la existencia de la Ley Moral como resultados que gobiernan. Luego, sigue inquebrantablemente esta ley.

“Cumple con cualquier promesa que hayas hecho.

“La muerte y la vida son manifestaciones de la actividad de Dios. No puedes separar a las dos. Dios lo permea todo.

“El Mukti es imposible para los que son adictos a la lujuria.

“Ganar y perder, nacer o morir, están en manos de Dios.

“Cuando ves tu ojo interno, entonces te das cuenta que tú eres Dios y que no eres diferente a él.

“Evita las disputas innecesarias.

“El dador da, pero lo que realmente hace es sembrar la semilla para después: el don de una rica cosecha.

“La riqueza es realmente un medio para trabajar el Dharma. Si uno la usa para el mero disfrute personal, se gasta en forma vana.

“A Dios sea la alabanza. Yo soy solo un esclavo de Dios.

“Dios mostrará su amor. Él es amable con todos.

“Cuando te comprometas a hacer algo, hazlo a conciencia, de lo contrario no lo hagas.

“El pecado de uno no cesará hasta que uno caiga a los pies de Sadhus.

“Averguénzate de tu odio. Renuncia al odio y permanece quieto.

“La Ley Moral es inexorable, por lo tanto síguela, obsérvala, y llegarás a tu meta: Dios es la perfección de la Ley Moral.

“Soy el sirviente de tu sirviente.

“Piensa siempre en Dios, y verás lo que él hace.

“Ten fe y se paciente. Entonces estaré contigo donde quiera que estés.



(Visited 233 times, 2 visits today)