Baño Dulce de Prosperidad y Abundancia para Año Nuevo


Ingredientes:

Coco
Perejil
Pétalos de rosas
Perfumes: vainilla, agua florida, lavanda, violeta, sándalo, gardenia, rosa, pachulí.
Ajonjolí
Trigo
Miel
Canela

Cuatro elementos:
Aire: incienso
Vela: fuego
Copa o vaso de agua

Mesa, que representa la estabilidad.

Baño de Buena Suerte:

En un envase añadimos perejil, el agua de coco, el ajonjolí y el trigo. Para endulzar agregamos la azúcar morena. Hay que visualizar cada elemento para agregarle potencia espiritual. También le vamos a añadir miel y vainilla. La vainilla es un perfume de atracción, tanto para el hombre como para la mujer. No puede faltar el agua florida, un perfume esencial para todos los baños. También le agregamos sucesivamente un poquito de perfume de lavanda, sándalo, violeta, rosa y gardenia, para potenciar la espiritualidad. Y después le añadimos pétalos de rosas de diferentes colores, para comenzar el año llenos de vida, de frutos y de ideas nuevas. Cuando tenemos todos estos ingredientes, en un envase o una ponchera, lo que hacemos es orar internamente y visualizar la mezcla de todos estos ingredientes, invocando la fuerza divina que es Dios, y esto lo vamos hacer restregando los ingredientes poco a poco, visualizando toda esa energía, todos esos perfumes, toda esa abundancia, para que entre la prosperidad a nuestras vidas. Ahora vamos a calentar toda la energía de ese baño con la canela en polvo, vamos a echar un poquito por encima, para calentar todo la energía de este baño.

Se recomienda siempre que antes de tomar un baño dulce tomemos un baño amargo, para limpiar todas esas energías contrarias. Ahora, cuando ya tengamos preparado el baño, y estemos en profunda oración y visualización, colocamos la vela en el centro del envase. Y para consagrar este ritual agregamos tres chorros de agua bendita en el nombre de la Santísima Trinidad.


Esta entrada fue publicada en rituales. Guarde el marcador del enlace permanente.

Los comentarios están cerrados