Oración a la Santa Cruz de Caravaca

Cruz de Caravaca

ABOGADA CONTRA LOS RAYOS, CENTELLAS Y TEMPESTADES.

De esta cruz soberana oigan, señor, milagros y prodigios, con mil primores, pues son tan grandes, que no hay pluma que pueda bien numerarlas.

De los cielos bajaron con alegría los ángeles en coro, a conducirla; y pues son tantos, los milagros que obra, que es un encanto.

Hombres, niños y mujeres lleven consigo la Cruz que fue bajada del Cielo Empíreo para consuelo, líbranos de las garras del Dragón fiero.

Cojos, mancos, tullidos, ciegos y sordos, en la Santa Cruz hallan consuelo todos: que es tan hermosa, que la escogió Cristo para su esposa.

Del cielo fue enviada del Padre Eterno, para que conozcamos el gran misterio que es el que encierra que así nos la conceda Dios en la tierra.

Los serafines todos cantan y alegran fino diadema: a esta Cruz soberana porque en el cielo es el hecho de Cristo, nuestro consuelo.

Dichosa Caravaca puedes llamarte, pues gozas en los cielos el Estandarte, que es la santa Cruz donde su vida y sangre dio nuestro Jesús.

Todos los caminantes y marineros, por la mar y caminos andan sin miedo, como se valgan de llevar en el pecho la Cruz armada de esta reliquia.

Son grandes los misterios y así digamos todos que sea bendita; para que tiemble el infierno y la gente que dentro tiene.

De muertes repentinas, incendios, robos, y otros muchos peligros nos libre a todos la Cruz Sagrada que en los brazos de Cristo fue desposada.



(Visited 26.591 times, 1 visits today)