Católico en estética

La dulce Virgen MaríaAnteanoche en el programa Redes de Televisión Española, el filósofo Alain de Botton, autor del libro “La Arquitectura de la Felicidad hablaba sobre la diferencia estética esencial entre protestantes y católicos. Decía que a los protestantes no les importa rendir culto en cualquier parte: en un aeropuerto, en un supermercado, etc. Lo importante es la actitud, no el edificio. Mientras que los católicos siempre han creído que el arte arquitectónico, y el arte religioso en general, sirven para edificar a las personas, para acercarlas a Dios y hacerlas más felices.

El decía: “Creo en una visión católica de la arquitectura”.

Leer entrevista completa.

Por otra parte, el cantante católico David Mcdonald, en su web personal, al defender el culto a los santos y a la Santísima Madre, compara las concepciones estéticas católicas y protestantes en el ejemplo hipotético de una visita al Rey:

Escenario 1:

Entro en el majestuoso castillo. Las paredes de la corte están decoradas con toda belleza y hay cortesanos luciendo sus largos trajes. Suena una hermosa pieza que tocan los músicos de la corte. Las cortesanas lujosamente ataviadas esperan en la sala antes de entrar en el salón del rey. El pueblo se inclina a medida que los nobles ingresan. En el frente hay dos sillones, uno para el rey y el otro para la reina. Todos en la corte tienen gran respeto y reverencia por la reina. Se arrodillan frente a ella, besan su mano y sostienen su vestido por detrás. Sin embargo, todos saben quién ostenta la autoridad: es el Rey; ante él actúan con profunda reverencia. Quieren servirle. Saben que él es el señor y quien tiene toda la autoridad. La reina hermosa a su lado, los bellos cuadros y tapices de las paredes, el lujo de los cortesanos y la música sirven nada más que para una mayor majestuosidad del propio rey. Porque él es tan grande, nada podría hacerle sombra. Toda la belleza que lo rodea, sirve nada más que para hacerlo aún más majestuoso. (Pienso que este es el modelo católico y el modelo del cielo que podemos hallar descripto en el libro del “Apocalipsis” o “Revelación”).

Escenario 2:

Ahora entremos a un gran salón vacío, a un galpón. Nadie está allí, excepto el rey sentado solo y en una silla común. (Pienso que este es el modelo evangélico).

Conclusión:

El catolicismo es estéticamente más rico que el protestantismo.



(Visited 37 times, 1 visits today)

4 comentarios

  • Aaron Ortiz

    Admiro mucho el arte católico, pero deploro cuando las personas adoran a lo creado, y no al creador, con devoción, rezos, y reverencias.

    Estoy de acuerdo que el mundo evangélico necesita más arte, pero creo que su carencia es para enfatizar lo invisible de Dios, y evitar el abuso de las imágenes.

    Me encanta la acústica en los templos Católicos, no hay mejor lugar para cantar. Recuerdo levantarme temprano en la madrugada en un monasterio benedictino en los EEUU, para cantar a solas en la capilla. Estaba casi completamente oscuro. ¡Qué experiencia mas hermosa! La luz tenue hacia que todo se centrara en la adoración.

    Sin embargo no puedo olvidar las procesiones de gente besando imágenes de madera y metal, y no adorando a Dios ni comprendiendo que El nos salvó a través de Cristo, y que no necesitamos ningún otro mediador.

  • Ardegas

    El catolicismo enseña claramente que solo se adora a Dios, a las imagenes se les venera por representan a los santos, a María o a Jesús.

    En esto hay varios niveles de madurez. Hay personas de fe sencilla que se acercan más a cierto fetichismo. Hay otros que son más sofisticados. La Iglesia nos enseña a ser tolerantes con la fe de los sencillos.

    Creo que es un error tomar literalmente los mandamientos de Éxodo 20 y Deuteronomio 6. Estos deben de entenderse en su contexto histórico. La Iglesia tampoco venera a dioses paganos.

    Creo que es importante preguntarnos qué es la adoración. Si tienes una novia, y dices que la adoras ¿estás cometiendo un pecado? Me parece que no. Pues de la misma forma que uno le tiene afecto a personas vivas, es posible conservar el cariño, aunque estas personas estén muertas, y no por eso se convierte en idolatría.

    Por eso la Iglesia entiende que no es idolatría venerar a María. Todo viene de Dios. María y los santos nos conducen a Dios, de manera similar a como lo hacen nuestros hermanos cristianos en la Tierra. El paso a otro plano de existencia no corta radicalmente la relación entre cristianos.

    Incluso una religiosidad un poco tosca, como la de los sencillos, ayuda en cierto grado a acercarse a Dios. Dios es benevolente y utiliza medios sencillos para comunicar su gracia.

  • David Morán

    La estética de la arquitectura católica es fruto de la propia cultura europea. Se empleaba el número aureo (número divino, le decían) como medida para establecer proporciones geométrica en las cuales basar la arquitectura de las iglesias, así como los griegos lo hicieron en su época de esplendor en sus famosos templos.

    Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_%C3%A1ureo

    Claro, las imágenes son únicamente representaciones. Tanto las esculturas y demás artes, como la pintura, ayudaron en su momento a la propagación del cristianismo; muchas personas se convirtieron a esta religión gracias a que las representaciones gráficas de la nueva divinidad guardaban cierto parecido con imágenes de sus antiguas creencias religiosas. Una semejanza de constructos mentales, representados por figuras concretas, facilitaba el entendimiento y la conversión al nuevo credo.

    Un ejemplo de ello se da en el antiguo Egipto, algunas personas tenían representada la divinidad como una familiar, Osiris(padre y esposo) Isis(Madre y esposa) y Horus (hijo). De este modo, los egipcios encontraban similitud con el cristianismo, debido a que en éste también existía un Dios Padre, un Dios Hijo, sin embargo no tenían bien clara la idea de la madre; así que en las pinturas cristianas se incorporó a María para suplir el elemento materno. Es curioso ver cuadros de la virgen María sosteniendo al niño Jesús en la misma pose que Isis sostiene en brazos al pequeño Horus en algunas esculturas egipcias.

    Sin duda alguna, las imágenes gráficas del cristianismo fueron fundamentales en la propagación del mismo. No creo que la idea de un Dios invisible en aquellos tiempos le hubiese ayudado a reclutar tantos adeptos.

    Saludos.

  • Ardegas

    En efecto, David, el arte también ha servido como elemento de evangelización y pedagogía. La moderna publicidad tiene muy en claro el poder de las imágenes. También es sabido el papel que el sincretismo ha tenido en la difusión del catolicismo.