Bendición del Hogar

Dios bendiga esta casa y quien la habita, y el dintel luminoso de su entrada. Bendito el fuego de su hogar, su mesa, y cada sitio de descanso. Haga bendita cada puerta que al extraño con el amor de la familia se abre. Bendito sea el cristal que al rayo de luz entrar deja; bendita la cumbrera que la ciñe, y las fuertes paredes que la guardan. La paz divina con la paz humana alumbrarán de amor esta morada.


Esta entrada fue publicada en oraciones catolicas, oraciones metafisicas. Guarde el marcador del enlace permanente.

Los comentarios están cerrados